Inicio / Noticias / La gran batalla por las noticias

La gran batalla por las noticias

La gran batalla por las noticias

Apple NewsAyer, en la sesión inaugural del WWDC 2015, su conferencia para desarrolladores, Apple anunció el lanzamiento de News, una aplicación de lectura de noticias que jubila a su decepcionante predecesora, Newsstand, y lleva a la compañía a unirse a la que es sin duda una de las batallas más fascinantes del escenario tecnológico actual: la del consumo de noticias. Para el prestigioso Nieman Lab, el lanzamiento es lo más importante que Apple ha lanzado en muchos años en relación con los medios.

Tres de las compañías tecnológicas más punteras de momento, Google, Facebook y Apple, se disponen a enfrentarse por el tiempo de consumo de noticias en sus respectivas plataformas. Google Play Kiosco, Facebook Instant Articles y Apple News. Un enfrentamiento que, en realidad, va a tener mucho más interés en su vertiente de adopción por parte de los usuarios que en la referente a las publicaciones: ninguna de las plataformas ha planteado ningún tipo de exclusividad ni condiciones como podrían ser un determinado número de artículos al día, y todas ellas permiten una explotación de la publicidad dentro de los márgenes habituales de la industria.

Para las compañías tecnológicas, hablamos de una evolución: en el caso de Google, el producto es una versión avanzada de lo que en su momento fue Google Currents, mientras que en Facebook se ve claramente un desarrollo creado a partir de Paper y en Apple una mejora de lo que fue Newsstand. Para la mayoría de los medios, en cambio, la situación es casi completamente nueva: de tener todo el control sobre la información que generan y explotarla dentro de sus páginas – prácticamente todo lo que estuviese fuera de la página estaba destinado a traer tráfico, no a una explotación económica directa, – pasan a tener un caos creciente de canales diferenciados, con sus respectivos formatos y requerimientos. Requerimientos muy abiertos, pero que permiten de todo, desde un nivel de adaptación mínimo equivalente casi a lo que sería generar un formato RSS (contenido “en crudo” desprovisto de su formato original), hasta sofisticados formatos visualmente atractivos, potencialmente funcionales, y con amplias dosis de eye-candy.

En el caso de Apple, tiendo a diferir de la mayoría de los análisis iniciales, que lo sitúan como una especie de Flipboard. En ese sentido, considero a Flipboard un formato contenedor, capaz de mostrar una imagen y un snippet de texto, pero que lleva tráfico directo al medio en cuanto el usuario pretende leer algo más y lleva a cabo el siguiente clic. En el caso de Apple News, el consumo del contenido tiene lugar en la aplicación, el tráfico tenderá por lógica a no salir de ahí, y además, ofrecerá formatos que hagan su consumo más agradable (o, en el caso de Facebook Instant Articles, tiempos de carga sensiblemente optimizados que mejorarán la experiencia de usuario). Básicamente, podemos esperar ver a Flipboard en nuestras estadísticas de tráfico – en mi caso, suele estar entre los diez primeros – pero dudo mucho que eso ocurra con este tipo de herramientas, que podemos considerar más como destination sites a los que los usuarios acuden no solo a leer en un formato agradable, sino también a someterse a los caprichos de los algoritmos de recomendación de contenido. Herramientas que, por otro lado, permiten, en el caso de Google y en el de Facebook, incorporar la medición de las publicaciones e imputar el tráfico correspondiente a cada contenido. Apple, en cambio, no dice nada sobre medición y afirma que los datos que origine la plataforma no serán compartidos con terceras partes, en línea con su política de privacidad.

Se abre una era muy interesante: la del consumo social de noticias. Una transición que llevamos viendo desde hace tiempo: el componente de red social desciende en favor de uno más orientado al consumo de contenidos, que precisa de una alimentación constante desde los generadores de información. Para los medios, implica apostar por todo: los nuevos canales son el equivalente a los antiguos quioscos, un sitio en el que “hay que estar”, y preferentemente bien posicionado. Veremos luchas por aprovechar los formatos de la mejor manera posible, peleas en torno a los algoritmos de recomendación y descubrimiento de contenidos, y medios vanguardistas dispuestos a apostar por todo lo nuevo frente a otros más recelosos y que preferirán tomar la temperatura del agua antes de tirarse a ella de cabeza. Pero en general, no creo que sea mal momento para estar en la industria de los contenidos. Y lo que sí está claro es que nos enfrentamos a una nueva época, en la que la cabecera pierde importancia para dársela a la noticia como unidad nuclear, como elemento que circula y se difunde socialmente. Pasaremos de “leer el periódico” a consumir noticias sueltas, en función de cómo nos las seleccione el algoritmo de turno. Una situación que a muchos, sin duda, les va a dar escalofríos.

Nos queda mucho por ver.

 

—-Tomado del blog de Enrique Dans—-

http://www.enriquedans.com/2015/06/la-gran-batalla-por-las-noticias.html

——————————————

Acerca de admin

Ver también

¿Ya eres parte de la Industria 4.0? ¡Sé parte de la revolución!

  Desde hace tiempo he visto circular por diversos medios, publicaciones referentes al tema de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*