Inicio / Aeroespacial y Defensa / ¿Ya eres parte de la Industria 4.0? ¡Sé parte de la revolución!

¿Ya eres parte de la Industria 4.0? ¡Sé parte de la revolución!

 

Desde hace tiempo he visto circular por diversos medios, publicaciones referentes al tema de “Industria 4.0”, desde artículos en revistas especializadas, blogs, videos, conferencias y recientemente una invitación a la primera “cumbre de la industria inteligente” en septiembre de 2018, sin lugar a dudas, un tema en boga, que no sólo busca definir y conceptualizar una nueva era, sino trazar los planes de acción necesarios, resultado de la trascendencia tecnológica en la industria.

Es un hecho que la tecnología se ha integrado tanto a nuestras vidas que ha hecho cambios significativos; en la forma
en que manejamos la información, cómo nos comunicamos, la forma de hacer negocios, la manera en que diseñamos, desarrollamos, producimos, comercializamos y todo lo que esto conlleva. Se dice que estamos viviendo en uno de los cambios más significativos y rápidos de la historia, inclusive algunos estudiosos lo comparan con el fenómeno de la segunda mitad del siglo XVIII, conocido como la Revolución Industrial, época en la que el esfuerzo físico del hombre y animales, fue sustituido por la máquina de vapor. Posteriormente se vivieron otros cambios evolutivos en la industria, que por supuesto, también marcaron el modo de vida del hombre, como lo fue la producción en masa y la utilización de la energía eléctrica por la humanidad y como consecuencia, en la industria. Tiempo después en un tercer fenómeno, observamos la automatización de los procesos productivos, en el que la electrónica, la informática y las computadoras juegan un papel sumamente importante, preparándonos como humanidad y dando pauta a la industria, para el surgimiento de una nueva era, que se caracteriza por la interacción de los sistemas digitales con sistemas físicos de producción, conocida hoy en día como Industria 4.0 término acuñado en Alemania, utilizado por primera vez en la Feria de Hanover en el año 2011. De acuerdo con Siegfried Dais, líder de esta iniciativa en Alemania, “la gran tendencia es que, el mundo de la producción cada vez esté más y más integrado a las redes de trabajo, al grado de que “todo” esté interconectado con todo”, mediante el gran mecanismo del Internet de las Cosas, las Redes de Suministro, la Complejidad de la Producción y las Leyes de Oferta y Demanda.

Las redes de trabajo y sus procesos ya no estarán limitadas a una sola fábrica, sino que en  términos de la Industria 4.0 esto será sustituido por la interconexión de diferentes empresas, de diversos sectores, de las diferentes etapas del proceso productivo y de diversas regiones. La Industria 4.0 la integran y articulan diferentes ejes que fueron dando forma a la cimentación de este fenómeno, mismos que empresas y personas tenemos que considerar y adoptar, si pretendemos incluirnos en esta nueva era industrial:

 

 

  • Big Data: Se refiere a la gestión y análisis de grandes volúmenes de datos, así como el desarrollo de
    soluciones para su procesamiento.
  • Cloud Computing: manejo de la información en plataformas colaborativas que se caracterizan por la
    accesibilidad a través de Internet.
  • Ciberseguridad: como resultado del manejo de las anteriores, ésta se enfoca en la protección de la
    infraestructura computacional y todo lo relacionado con esta, especialmente, la información contenida
    en una computadora o circulante a través de la red.
  • Robótica: Robots y humanos se integran en el entorno laboral, las últimas generaciones de robots, poseen sensores que envían información a la computadora de control sobre el estado de proceso, permitiendo una toma inteligente de decisiones y el control del proceso en tiempo real.
  • Internet de las Cosas (IoT): Se refiere a la interconexión de objetos cotidianos con Internet, en este
    caso, al uso de este tipo de tecnologías en los procesos industriales. Manteniendo una conexión en
    tiempo real de personas y objetos.
  • Realidad aumentada: Consiste en combinar el mundo real con una experiencia virtual a través de un
    proceso informático, enriqueciendo la experiencia visual y la calidad de comunicación. Mediante esta
    tecnología se puede añadir información visual a la realidad, con el fin de crear todo tipo de
    experiencias interactivas, como catálogos de productos en 3D, probadores de ropa virtual, videojuegos
    y mucho más.
  • Simulación y prototipado: En los procesos productivos se refiere a la recreación de fenómenos
    mediante el uso de computadoras, buscando anticipar los resultados según las diferentes variables a
    considerar, reduciendo costos al crear prototipos “virtuales” de los productos, previendo cualquier
    anomalía, reduciendo al mínimo el margen de error, de los resultados en los prototipos físicos.
  • Manufactura Aditiva o impresión 3D: Esta se define como el proceso de agregar o unir materiales,
    usualmente capa por capa para crear objetos a partir de modelos de computo CAD 3D. Conocida
    también como fabricación aditiva, una de sus principales aplicaciones son la creación de prototipos
    rápidos usando diseño y modelado para la fabricación directa de partes, revisión de ajustes de
    ensambles y verificación de prototipos funcionales.
  • Integración de Procesos: Cuando hablamos de interconectividad, tenemos que incluir a las diversas
    plataformas y sistemas de producción e información. Existe una creciente necesidad, interna y externa,
    de gestionar sistemas integrados, buscando disponer de una plataforma única, en la que empleados y
    todo tipo de colaboradores, tengan acceso.

Como lo mencionaba, esto es sólo el inicio de una nueva era, en la que el incremento del uso de robots en las fábricas es significativo. Robots mucho más avanzados, más fáciles de programar y a un costo notoriamente menor al de la generación anterior. Muchos de estos equipos, sin lugar a dudas, serán más eficientes que la mano de obra humana, lo que significa, una disminución de tareas directas para los trabajadores y un aumento en la presión para integrar tareas indirectas especializadas, como temas de calidad, mantenimiento, prevención y logística.

En México tenemos un gran camino por recorrer, es imperante aprender de otros países y adecuarnos a las transnacionales que, en nuestro territorio, comienzan a implementar prácticas de manera mucho más consciente, por lo que los retos que enfrentamos como país, radican en la apertura, actitud y decisión de cambio, desarrollar nuestra capacidad de adaptación constante a la demanda, mantener y mejorar el enfoque de servicio al cliente, buscar mejores prácticas en el servicio postventa, buscar reducir el “time to market” de nuestros productos, crear servicios adicionales que den valor a nuestros productos físicos, aprovechar la información para su análisis desde múltiples canales y ser capaces de analizarla en tiempo real.

A pesar de los retos, es justo también mencionar que este “fenómeno” ha sido un proceso, por lo tanto, el concepto de Industria 4.0 no se refiere a un acontecimiento asilado y único en el tiempo, sino que es un conjunto de situaciones que fueron dando forma y creando este concepto, inclusive algunos existen como consecuencia de otros, como es el caso de CIBERSEGURIDAD que surge como una necesidad derivada de la aparición del INTERNET, caso contrario a la SIMULACIÓN, que ha venido abriendo brecha dese hace varias décadas, en el caso particular de México, Grupo SSC ha sido promotor y transmisor de este tipo de tecnología desde hace 28 años, contribuyendo al desarrollo de la industria, equipando, acreditando y capacitando a cientos de empresas que operan en México y Centroamérica, por eso, se les considera pioneros y número uno en entregar soluciones integrales de ingeniería impulsada por simulación y diseño por computadora.

 

La manera de hacer ingeniería ha cambiado con la integración de todas estas tecnologías; nos permite el análisis en tiempo real de la información proveniente de las plantas, reduciendo el mundo físico, permitiendo a los operadores probar y optimizar la configuración de la maquinaria, para el siguiente producto en la línea de producción virtual antes de un cambio real, reduciendo costos y tiempos; si bien, los robots en la industria no es un tema nuevo, hoy en día se les han incorporado nuevas capacidades inclusive para trabajar sin supervisión humana, operando y coordinando tareas de logística y producción obteniendo resultados muy positivos; diseños óptimos, análisis multifísicos, digital twin, información en la nube, monitorización remota, recolección de datos, plataformas colaborativas, vehículos autónomos, entre muchas cosas más que van dando forma a lo que hoy llamamos Industria 4.0.

El reto principal se manifiesta igual que en otras épocas, “renovarse o morir”, entender y aceptar el surgimiento de nuevas necesidades, aprovechar el impulso que te ofrecen empresas de transferencia de tecnología como Grupo SSC. Interconexión y colaboración es más que una moda, es una tendencia de comportamiento industrial. Es tiempo de adopción y adaptación; de actitud, mentalidad y actividad, redefinir las metas y empezar a trazar caminos, conscientes de que nada es absoluto, de que con esta “nueva era”, más bien se abre un abanico de grandes posibilidades de desarrollo y crecimiento.

 

Víctor R. Sagástegui
Director de Mercadotecnia
Grupo SSC

Acerca de Norma Alvarez

norma.alvarez@grupossc.com'
Marketing

Ver también

Bosch invertirá 120 mdd en nueva planta en Celaya

    ¡Felicitamos a nuestro cliente Bosch! Conoce cómo con la simulación ANSYS han aprendido ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*